Una iglesia de Castellón levanta la polémica por una hoja parroquial homófoba