El medicamento estrella en muchos hogares puede ser perjudicial si abusamos de él