Las grandes capitales del país, colapsadas por la huelga de los taxistas