La huelga de limpieza en Madrid, en el límite