Vera, convaleciente de cáncer, cumple el sueño de su vida: coronar el Manaslu