La honradez de un indigente murciano conmueve a cientos de personas en Internet