Planta seis kilómetros y medio de girasoles en homenaje a su mujer fallecida de cáncer