El hombre del semen prueba que el día de la muerte de Asunta estaba en Madrid