Un trabajo poco común: cliente en 'locales de masajes' para perseguir la prostitución ilegal