Un hombre estuvo a punto de morir después de comer huesos de cerezas