Un hombre de 84 años sobrevive dos horas flotando tras caer al mar