Una hermana del acróbata fallecido cuenta el poco apoyo recibido por la organización del Mad Cool