El guardia civil hallado muerto en Sevilla resbaló y su cuerpo se lo llevó la corriente