Acusan a un ginécologo de tocar y restregar sus genitales a las pacientes