Los gigantes de las cuatro ruedas "escalan" la duna más alta del mundo