Los genes responsables de la estatura parecen influir al elegir pareja