Encierra a sus 14 gatos hambrientos en su casa y sólo uno sobrevive