Surrealista: un gato juguetea con una serpiente atrapada en la boca de un sapo