A punto de morir congelado, este gato ruso salva la vida gracias al agua