El gato de un solo ojo que se atreve con el surf, la sensación de Internet