El abandono y maltrato de galgos sigue siendo un problema