Un futbolista británico, de baja por una picadura