El amor por el fútbol une a niños amputados de diez países diferentes