La fundación ANAR denuncia el aumento de la violencia en todas sus formas