Este fular, en el centro de la polémica