Siete vegetales y frutas al día reducen la probabilidad de morir prematuramente