La fisioterapia es tan eficaz como la cirugía para tratar el síndrome del túnel carpiano