El festival fotográfico vuelve a convertir las calles de Getxo en una galería de imágenes