Los familiares de las víctimas llegan al aeropuerto de El Prat