Ante la falta de dinero, gestionan el hotel en el que trabajan