La sátira fallera pone este año su diana en el Rey, Rajoy, Montoro y Fabra