Acusado por presunta explotación laboral: Hasta 17 horas diarias a 3 euros la hora