Los expertos coinciden: la solución a la sequía pasa por un nuevo Plan Hidrológico