Expertos advierten de que los productos 'light' no son sinónimo de "saludables"