El excesivo uso de Photoshop, a crítica en el nuevo número de la revista GQ