Un gato evita que un bebé muera congelado