Los evacuados del incendio en Llutxent viven con ansiedad las largas noches fuera de casa