Una espeluznante bandada de pájaros cubre por completo el cielo de Houston