Los españoles inscritos en el extranjero aumentan casi un 50% en cinco años