Los españoles dan más importancia a encontrar pareja que a una subida de sueldo