"La vida me repartió malas cartas, lo importante es saber jugar con ellas"