Se equivoca enviando un mensaje y acaba en la cárcel: "ayúdame a matar a mi esposa"