Se entrega a la policía en Melilla tras confesar que ha matado a su expareja