El 50% de los niños con enfermedades crónicas tiene alguna carencia en su calendario de vacunación