Encuentran un oso marino durmiendo en el sofá de un restaurante