La agente encarcelada por matar a su pareja buscaba un sicario para asesinar a su exmarido