Obliga a sus empleados a autogolpearse por no alcanzar los objetivos de trabajo