El Papa conmovido por un niño de 10 años preocupado por el alma de su padre