El edificio incendiado en Nueva York incumplía la normativa antiincendios