‘Surfea’ Londres sobre el techo de un autobús